cubierta vegetal

CUBIERTAS VEGETALES


ÍNDICE


La cubierta vegetal realizada con el sistema VERTIGE

 

¡Un soplo de oxígeno en la ciudad! Las cubiertas vegetales VERTIGE forman parte de una iniciativa ecológica que reúne ciudadanía y biodiversidad. Integradas en el corazón de los espacios urbanos, vienen para traer vida silvestre, flora, aire fresco y vegetación a la ciudad.

Las cubiertas vegetales VERTIGE han sido creadas para cubiertas y terrazas con cualquier tipo de pendiente. Han sido estudiadas y adaptadas específicamente para las infraestructuras de cubiertas ligeras: el peso máximo con saturación de agua es de solo 57 kg/m², con una capacidad de retención de agua de 40,70 l/m².

Fáciles de instalar, las cubiertas vegetales VERTIGE se montan directamente a través de la instalación de diferentes capas.

diferentes capas de las cubiertas vegetales VERTIGE

Primeramente se coloca sobre el soporte una primera capa de drenaje. Su objetivo regular es la gestión del agua de lluvia y evitar el deterioro de la capa de estanqueidad. A continuación, se instala la capa de retención, que creará una reserva de agua de lluvia, y la capa de riego, que regará automáticamente toda la instalación de jardinería a través de un sensor de humedad ambiente.

La última capa corresponde a la alfombra de plantas precultivadas con la combinación vegetal o floral que elija el cliente, aunque se recomienda utilizar plantas perennes resistentes a los choques térmicos y las temperaturas extremas.

Además de su indudable impacto ecológico, las cubiertas vegetales también aportan un nuevo valor estético a la ciudad y mejoran los hogares al integrar la vivacidad del verde en la arquitectura grisácea de los edificios.

Más allá de su atractivo estético, las cubiertas vegetales tienen un poderoso impacto social, ya que contribuyen a crear un entorno vital menos estresante, más tranquilo, estableciendo un nuevo y armonioso equilibrio entre el urbanismo y la naturaleza.

 

Las cubiertas vegetales necesitan riego regular para desarrollarse

 

Muchas regiones de España no cuentan con suficientes precipitaciones naturales para asegurar el desarrollo adecuado de una cubierta vegetal. Este mapa muestra las áreas donde es necesario regar los vegetales para asegurar un crecimiento óptimo.

mapa de precipitaciones de españa con las zonas necesarias para regar las cubiertas vegetales VERTIGE

Fuente: Instituto Geográfico Nacional (IGN) del Ministerio de Fomento.

Para garantizar la durabilidad de una cubierta vegetal se requiere la instalación de un sistema de riego eficiente. El proceso de vegetalización VERTIGE cuenta con un sistema de riego automático a base de subirrigación gota a gota con parámetros de bajo consumo de agua y sin filtraciones, según marquen las necesidades de absorción del sédum, es decir, del conjunto de plantas de la cubierta.

¿Cómo funciona el sistema de riego de la cubierta? En nuestros programas de formación, explicamos que el sistema VERTIGE funciona con sensores que miden en todo momento la humedad ambiental y activan el riego automáticamente, en función de la información transmitida. Este sistema puede ahorrar hasta un 40% de agua respecto al tradicional riego aéreo. Si se quiere una bonita cubierta vegetal con un sédum permanentemente verde, el riego es indispensable.

Además, regar el sédum implica también climatizar el edificio. La humedad almacenada por la capa de sédum refresca la cubierta y, en consecuencia, afecta la temperatura ambiente del edificio. La temperatura que se registra bajo las cubiertas vegetales VERTIGE es de 26°C.

– Materiales sanos y ecológicos para todo tipo de cubiertas. Los materiales que conforman las capas de la cubierta vegetal VERTIGE provienen del sector del reciclaje y no presentan elementos alergénicos o dañinos para los seres humanos, como la lana de roca.

– La manta de sédum de las cubiertas vegetales. El conjunto de plantas utilizado para crear una manta de cubierta vegetal se llama sédum. Por lo general, se trata de una vegetación extensiva que conforma una manta vegetal y requiere muy poco mantenimiento. Está formada por musgos, plantas crasas, suculentas, gramíneas persistentes y plantas vivaces. Destinada a crear una superficie verde lo más parecida posible a un espacio natural, el resultado estético de esta cubierta recuerda una vegetación mediterránea rasa, con los colores identificativos del follaje que evolucionan en función de las estaciones y los ciclos de floración. Lo ideal es la implantación de una manta de sédum precultivada sobre la base de la capa superficial que permite un rendimiento inmediato y una resistencia perfecta a la erosión del viento y la lluvia, incluso en el caso de cubiertas inclinadas, gracias a la membrana geotextil incorporada en el sédum.

– La historia de las cubiertas vegetales se remonta a los albores del tiempo. Este proceso destinado a la protección natural de una vivienda por una cubierta vegetal proviene de la antigüedad. Sin conocer las fechas precisas, sabemos que nuestros antepasados lejanos cubrían los tejados de sus viviendas con un sustrato de cultivo, a menudo una mezcla de tierra y plantas herbáceas, que favorecía el enraizamiento y el crecimiento natural de una capa de vegetación protectora… ¡Así fue como se gestó el origen de la cubierta vegetal! Plantar hierba en el tejado era la manera más eficiente de protegerse del clima, principalmente de la lluvia y la nieve, y aislarse del frío gracias al colchón creado por las capas del sustrato, ya fuera tierra, turba o humus.

 

¿Qué ventajas ofrecen las cubiertas vegetales?

 

– Aislamiento térmico mejorado: actúa en pleno verano como un sistema de aire acondicionado natural, puesto que la capa protectora de la cubierta vegetal crea en el tejado un colchón fresco que ayuda a reducir la temperatura del edificio.

– Regulación del agua de lluvia: la vegetación del tejado ejerce como una capa de drenaje y retiene el agua de lluvia para evitar desbordamientos y congestiones de los sistemas de drenaje pluvial.

– Mejora del aislamiento acústico: el espesor del complejo de vegetación (el sustrato) minimiza el ruido ambiental.

– Reintroducción de la biodiversidad en áreas urbanas: la vegetación diversa que forma el sédum representa un hábitat ideal para proporcionar la biodiversidad y microclimas de un jardín en el tejado, contribuyendo así a la protección de especies en peligro de extinción (abejas, mariposas, aves…).

– Impermeabilización y protección de tejados: al verse protegidos por la alfombra vegetal ya no están sujetos directamente a las variaciones del clima, las heladas, el granizo y las radiaciones solares.

– Mejora estética: siguiendo la creciente tendencia de establecer jardines verticales en entornos urbanos, las cubiertas vegetales compuestas a base de plantas y flores silvestres contribuyen a la feliz integración del edificio en el paisaje. La vegetación en los techos urbanos aporta bienestar natural y ecológico en pleno corazón de las ciudades.

 

Vegetar un techo no cuesta tan caro

 

Contrariamente a la creencia popular, los mejores sistemas de cubiertas verdes no son necesariamente los más caros.

Obviamente, el precio por metro cuadrado de una cubierta vegetal se calcula analizando con detalle diferentes criterios y puede variar en función de la solución técnica elegida según el tipo de cubierta, el área total o la ubicación geográfica. Pero es especialmente importante subrayar que esta inversión pronto se convertirá en valor rentable, sobre todo gracias a la reducción del gasto energético general que proporciona.

Este ahorro en gasto energético es tan importante que el coste de un proyecto se puede amortizar en un periodo de tres a siete años. También existen muchas ayudas para la renovación de la vivienda, como subvenciones y créditos fiscales que apoyan proyectos con enfoques ecorresponsables que incluyan cubiertas verdes. No dude en contactarnos para cualquier proyecto de implantación de una cubierta vegetal. El equipo de VERTIGE estará encantado de ofrecerle información detallada.

 

Ejemplos de cubiertas vegetales

VERTIGE sobre fibrocemento

ejemplo de las diferentes capas de la cubierta vegetal VERTIGE sobre fibrocemento

 

VERTIGE sobre panel

ejemplo de las diferentes capas de una cubierta vegetal VERTIGE sobre panel